• carruse1l8.jpg
  • carruse1l9.jpg
  • carruse5l.jpg
  • carruse6l.jpg
  • carruse7l8.jpg
  • carruse9l.jpg
  • carruse15l9.jpg
  • carrusel.jpg
  • carrusel1.jpg
  • carrusel2.jpg
  • carrusel5.jpg
  • carrusel7.jpg
  • carrusel8.jpg
  • carrusel15.jpg
  • carrusel88.jpg
  • carusel5.jpg

Bienvenidos al Sitio de la Sociedad Rural Reconquista

86° EXPOSICIÓN RURAL 2020 DE RECONQUISTA
17° FORO GANADERO y 18° EXPOSICIÓN REGIONAL

 

  • Preparate para la Expo 2020.-

  • Fecha confirmada del 3 al 10 de agosto de 2020..-

Se trata de Facundo Varela, productor de una empresa familiar de la zona e integrante de la Sociedad Rural de Reconquista. El campo de Varela está pegado a uno que tiene el exfutbolista Gabriel Batistuta en la región.

La inseguridad en el ámbito rural es una realidad que desde Confederación de Asociaciones Rurales de la Provincia de Santa Fe –CARSFE- venimos exponiendo ante la opinión pública y que ha sido motivo de peticiones a las autoridades de diferentes poderes del estado provincial e incluso de acciones conjuntas con las mismas para mitigar dicho flagelo.

Ayer el gobierno de Alberto Fernández concretó la intervención de la empresa Vicentín y enviaría el proyecto de expropiación al Congreso Nacional la semana que viene. En este contexto, se llevó a cabo una reunión entre Fernández y el CEO de Vicentín, Sergio Nardelli. ¿A qué conclusión se llegó?

 Según el informe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina de cada $100 de renta (ingresos menos costos) de una hectárea promedio, van $68,30 al Estado en impuestos nacionales, provinciales y municipales.

 

El presidente de la Sociedad Rural de Reconquista dio su visión sobre la intervención a Vicentin y expresó su desacuerdo con la medida tomada por el Gobierno. Para el dirigente del campo la solución debe pasar estrictamente por el terreno judicial.

Lo que el productor argentino produce es de su propiedad y su decisión de comercializarla es una decisión libre y soberana la que debe ser tomada conforme a necesidades y expectativas, ello sería fácil de advertir en una República normal, sin embargo cuesta que se entienda, fundamentalmente, por una marcada predica de opinólogos y políticos que hacen constante referencia al ritmo de liquidación de exportaciones y crean un ambiente culposo, cargando al sector agropecuario por la ausencia de dólares de circulación en el país.